viernes, 4 de mayo de 2018

EL CHICO CELESTIAL


Un tema del que no me cansó. A pesar de que hace tiempo que no hacen ninguna comedia de este tipo. Pongo en situación. Alguien que por alguna razón va a una época que no le pertenece. Luego titúlalo como quieras “17 otra vez”, “Peggy Sue se casó”, “Regreso al futuro”, “El sueño de mi vida”, “Big”,“Demolition man”, “Timeline”, “Terminator” que me da igual cómo se titule siempre y cuando se note que el protagonista, está viviendo en otra realidad a la suya… como es el caso del “el chico celestial”.
Bobby (Lewis Smith) es el tipico rebelde de los 60
Bobby Fontana (Lewis Smith) es un orgulloso y rebelde chico de instituto de los años 60, camiseta blanca, chupa de cuero, vaqueros con el bajo dado la vuelta, cigarrillos y tupe, vamos que si estuviera en “Rydell” sería un “Bird”. Además sale con Emily (Jane Kaczmarek), que va al estilo de Sandy. El caso es que Bobby ha retado a Joe (Mark Metcaif) a una carrera para demostrar lo valiente que es. La carrera es para a ver quién aguanta más tiempo dentro de un coche sin frenos que se acerca a un barranco. Joe, salta antes, pero cuando Bobby hace lo propio, pero se queda enganchado al volante, y su coche cae al precipicio con él dentro.
Cuando Bobby muere, Rafferty (Richard Mulligan) se convierte en su guia
Lo siguiente que vemos es a Bobby camino del cielo en un metro, el problema es que no le dejan subir hasta arriba porque no ha sido muy buen chico, no ha salido malo, como para ir abajo, pero tampoco ha sido bueno, asique Rafferty (Richard Mulligan) le explica cómo funciona el limbo. Estará dando vueltas hasta que encuentren una misión para él y poder ganar su viaje al cielo.
Lenny (Jason Gedrick) es un "pardillo" en los 80
Ya está. 1985 es la época en la que Bobby vuelve al mundo de los vivos. Solo que solo podrá verle a quien ha venido a ayudar, y bajo ningún concepto podrá interferir con los demás mortales. El elegido al que tiene que ayudar, realmente lo necesita, no solo es un “patoso” como el propio Bobby lo denomina, sino que además, es el objetivo de las bromas de sus otros compañeros. Su nombre es Lenny (Jason Gedrick) y esta a punto de perder el trabajo. Es uno de los pocos que aún va en bici al instituto. Disfruta de la literatura y tiene una buena amiga en Mellissa (Nancy Valen) que secretamente está enamorada de Lenny, pero él solo tiene ojos para Sharon (Anne Sawyer) quien ya podéis imaginar de quien es novia, pues de Fred Gallo (Stephen Gregory) el tipo más duro y chulo del instituto, y que además no necesita motivos para meterse con Lenny.
Izda :Fred Gallo (Stepehn Gregory tramando algo. No ven a Bobby
Bobby se presenta ante Lenny, y lo hace sin tapujos. Es su ángel guardián. Con el propósito de mejorarle, Bobby le enseña a vestir, a peinarse, le proporciona un buen coche, le enseña a andar, a como entrarle a las chicas y hasta intercede en las peleas que pueda tener con Gallo. Pero el objetivo real no es ese. Ya que la personalidad de Lenny empieza a cambiar, dejando atrás al buen chico y estando a punto de acabar como Bobby. Las cosas empeoran para Bobby cuando descubre que Lenny es hijo de Emily, su novia del instituto, y de Joe, aquel que saltó del coche antes que él. Pronto se dará cuenta de que no es Lenny quien tiene que aprender la lección sino él.
Emily (Jane Kaczmarek), en 1985 aun echa de menos a Bobby
Cary Medoway dirigió esta película de 1985. Es una historia divertida, bonita y hasta con su moraleja, sin menos preciar ese toque que hace sentir que algo queda de los que ya no están.
Bobby se pone al día en los 80
Algo que destacar de “The heavenly kid”, es su soundtrack, ya que es importante diferenciar entre dos tipos de música, cada una muy marcada por su generación, por un lado tenemos los éxitos de los 60 pero por otro, escuchamos la de los 80. Dos décadas muy diferentes pero que dieron pasó a muy buenos temas.
Lenny se vuelve seguro de sí mismo, también chulo y creido
Pues no sé qué más añadir, de esta película que me resultó divertida cuando la vi por primera vez, y me ha seguido pareciendo divertida 30 años después. Que dura 90 minutos, el tiempo ideal y que a pesar de que sus protagonistas siguen en activo, yo les perdí la pista a todos, a todos menos a Jason Gedrick pero tampoco es para echar cohetes, ya que yo solo me acuerdo de él en “águilas de acero”, “llamaradas” y una serie llamada “clase del 96” que no me acuerdo muy bien de lo que va pero creo que hacía de periodista.
Camino al cielo
Volviendo a la película. ¿Qué tal iría en un sondeo sobre la popularidad en los 80? Supongo que bajo. Pero… es un tema que siempre me ha gustado de dos épocas que son un guiño a la nostalgia.
By Eva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...